Él no lo haría… tu mueble. Ese mueble. No lo haría. Por eso está triste.

Él no lo haría… tu mueble. Ese mueble. No lo haría. Por eso está triste.

Seguro que lo has hecho alguna vez. Seguro que en alguna ocasión, medio a escondidas, has dejado ‘abandonados‘ (vale, o al lado del contenedor, pongamos que eres cívico) una silla, una mesa, ese sofá, la vieja tele de tubo, o incluso tu colchón… así, sin más, sin pensar en todas las historias y aventuras que habías compartido con ellos, ¿verdad?

Bueno, pues como tú tantos otros. Y esa ha sido, precisamente, la fuente de inspiración de Lonesome Town, un artista anónimo que se ha convertido en el héroe de todas esas piezas abandonadas. Town lleva tiempo añadiendo ‘caras‘ a los muebles, caras que son emociones, caras que los humaniza, caras tristes, gestos de payaso deprimido, que de repente te los hace mirar de otra forma, como si ya no fueran un trozo de madera, o de tela, o de muelles, sino algo más, tal vez ese compañero de confidencias nocturnas.

En fin,  que el arte callejero también es esto, ¿no?













































A %d blogueros les gusta esto: