La decadencia y las pistas de baile. Menuda combinación…

Aquí tenemos nuestra propia ruta de la decadencia fiestera (por las tierras valencianas, y tal, ya tú me entiendes). Pero probablemente no sea tan extensa como esta que ha capturado Eric Tabuchi en Francia. Sí, te estoy hablando de discotecas, de enormes salas, en ruinas, vacías o abandonadas, que algún día fueron auténticos lugares de peregrinaje para cientos o miles de jóvenes abonados a la música disco.

Y, ojo, que seguro que los nombres de esos locales te van a sonar.

Porque, en realidad, hasta en eso nos repetimos. No somos demasiado originales (ni los unos, ni los otros).

Amuse-toi! 

























Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.