Deja que George se preocupe de las cosas importantes, dicen…

La deformación profesional sigue apoderándose de mí en tardes com la de hoy. Incluso cuando ya me pilla de refilón y lo intento contemplar desde la lejanía. Pero cuando alguien me saca una sonrisa, le dedico un poco más de atención y, en ocasiones, surgen pequeños flechazos. Como el que he tenido con Erste y…