Oh, espejito, espejito mágico…

No busques brujas, aquí, ni madres malvadas, ni reinas sin escrúpulos, no va de eso. Va de ese tipo de arte que nos inspira, el que nos hace descubrir y sentir nuevas emociones, como si estuviera concebido para regalarnos un pase a otra dimensión. Nuestra. Pero otra, al fin y al cabo. Eso es Mirror…