Un cuadro pintado en una fotografía

Tarryn Goldman es un protagonista curioso en Phusions. Y lo es porque de alguna forma me he acostumbrado más a buscar pintores que capturan la esencia más pura de la realidad en sus obras que fotógrafos que convierten sus imágenes en cuadros. Goldman, sí, arriesga. Y lo hace usando la técnica del Impasto.

“Impasto Process” es un estudio muy literal de lo que es la fotografía artística. ¿Es el proceso de pulsar un botón, y el acto de la intención detrás del artista, o es el tema que se está fotografiando? Esta es una pregunta que me he hecho durante mucho tiempo. Y mi conclusión es que son ambas cosas.

Cada una de las imágenes que componen esta colección es el resultado de semanas de planificación, más de 10 litros de pintura y dos días, dos (sí), de trabajo en los que el mérito es tanto del artista como del modelo. Goldman describe su arte como un proceso durante el cual él “era muy consciente de la historia que quería contar” y, al mismo tiempo, se “preguntaba qué historia se llevaría el público de la imagen.”.

Evidentemente, lo dejo en tu tejado. ¿Cuál es tu historia?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .