El festival Burning Man es un mundo paralelo. Un fantástico mundo paralelo…

Si no sabes de qué te hablo, ‘Burning Man es un macro festival que se celebra cada año, durante siete días en Black Rock, Nevada (sí, USA). Y, ojo, porque BRC (o Black Rock City), es -en realidad- un lugar que no existe, que sólo aparece en los mapas durante la semana en la que se celebra el festival, y que se construye mano a mano entre todas las personas que participan en este evento…

Y eso es, precisamente, lo que ha captado la fotógrafa Dina Iskhahova en esta última edición: el ambiente que se va creando en el desierto de Black Rock, las construcciones y esculturas que se van apoderando de él hasta convertirlo en un lugar que perfectamente podría formar parte de la saga Mad Max…

Y sí, me flipa. Si quieres entender por qué, piérdete en sus fotografías…

A %d blogueros les gusta esto: