Esto es lo que ocurre cuando se fusiona la pastelería con la arquitectura

… qué demonios, voy a empezar esta semana con mucha dulzura. A ver si consigo cambiar ciertas inercias. Hoy traigo, a Phusions, la receta de un postre que no te va a dejar indiferente. Porque, a veces, las fusiones son la mejor de las noticias.

Dinar Kasko, una pastelera que se ha inspirado en el trabajo del artista e ingeniero arquitectónico Matthew Shilan, ha cocinado un pastel que tiene una característica muy curiosa: está basado en un modelo algorítmico que no sólo le otorga un diseño muy diferente a todo lo que has visto hasta ahora, sino que también lo convierte en un plato delicioso.

Y, no te voy a engañar, me encantaría pegarle un mordisco a este Berry Chocolate Ruby, construido a partir de 81 capas de merengue, ganache, confitura de bayas, base de galleta crujiente y cubierto, sí, con el fantástico (la pinta que tiene es brutal) chocolate Pink Ruby. 

En fin, que (así) la semana seguro que empieza mejor…

¡Buen provecho!

Y, así se cocina, por cierto… 

A %d blogueros les gusta esto: