Vivir en medio de la nada. La más absoluta (y silenciosa) nada…

A veces, no lo niegues, lo dejarías todo y te irías a un lugar remoto. Al fin del mundo, tal vez. La próxima ocasión que pienses así, recuerda esta serie fotográfica de Eric Ward (Ohio, USA), un fotógrafo autodidacta que tuvo la brillante idea de dedicarse a capturar casas aisladas en paisajes magníficos.

El resultado es curioso. A veces genera un intenso desasosiego envuelto por un punzante halo de misterio. En otras ocasiones, cuando las contemplas, te sientes libre, como si te pudieras transportar al interior de esas cuatro parades y dejar todo lo demás fuera.

Será la magia de la fotografía…

A %d blogueros les gusta esto: