Aplica un filtro infrarrojo y verás Chernobyl como nunca antes…

Eso es lo que ha hecho Vladimir Migutin, un fotógrafo ruso que se ha adentrado en la zona de exclusión de Chernobyl para captarla de una forma que no has visto jamás. Su mirada adopta tintes surrealistas gracias al uso de una caméra infrarroja Korali Vision, que tinta de blanco y rosa los colores del lugar que asistió al más recordado de los desastres nucleares.

Sí, es casi irreal. Parece sacado de una peli de ficción, futurista y catastrófica. Pero es auténtico. Y es –muy– alucinante…

A %d blogueros les gusta esto: