¿Qué pasa cuando la memoria no nos devuelve una imagen exacta?

Ummm… menuda pregunta. Imagínate un ordenador. Imagina que guardas un archivo en el disco duro y que tiempo después, cuando lo vas a buscar, te encuentras que ha quedado dañado (o corrompido) por la razón que sea y que lo que te encuentras es un archivo raro, una imagen borrosa, la parte de algo que reconoces pero que no puedes recuperar con la nitidez que esperabas.
Pues eso es, más o menos, lo que inspiró al artista húngaro David Szauder a crear esta colección fotográfica que rinde homenaje, por así decirlo, a esos recuerdos que parece que conservas como fotografías en tu memoria pero que, cuando vuelves a buscarlos, aparecen difusos, raros, imposibles de revivir…

Y, sí, seguro que te ha pasado. Y, sí, seguro que vas a entender la desazón que hay detrás de las imágenes de Szauder con sólo verlas…

Enjoy! (bueno, si eso).

 

Anuncios