A veces, las cosas se ven más claras si se miran en blanco y negro

 

Aquí somos admiradores declarados de la fotografía en blanco y negro: no voy a descubrir nada, ahora.

Así que esta visita del fotógrafo Sébastien Rivest a Phusions es fácil de explicar y de interpretar: el tío es bueno, muy bueno. Y punto. Sus fotografías son historias urbanas capturadas por su mirada, curiosa, un punto entrometida y bastante particular.

Vamos, que #estoesphusions, sin duda.

Enjoy!

 

A %d blogueros les gusta esto: