¿Qué tal si nos ponemos un poco caprichosos?

Cho Gi Seok es inspirador. No, no pienses que he perdido las buenas costumbres, arrancando así hoy, sencillamente se trata de un hecho (subjetivo, vale, pero hecho al fin y al cabo, lo discutimos otro día, si quieres), Cho Gi Seok, este fotógrafo de Seúl, tiene algo único. Y ese algo resulta, sí, inspirador.

Porque no siempre te topas con gente con ganas de contar historias en cada una de sus creaciones artísticas, no siempre son capaces de crear esos universos en los que te puedes perder durante horas. Y horas. Pues eso, ponte caprichoso, o caprichosa, y regálate un rato para ti. Te lo mereces.

Te invito, hoy, a sumergirte en su imaginario. A dejar que esa mirada que ha trabajado para Vogue, Kinfolk o Adidas, te envíe directo hacia tu propio subconsciente. ¿Qué ves? ¿Con qué sueñas?

A %d blogueros les gusta esto: