Lo que la guerra borra…

No sé si era necesario dibujarlo, no sé hasta qué punto lo hemos olvidado, pero no es falso que acabamos teniendo a normalizar el día a día de casi todo, incluso de situaciones tan terribles como una guerra o, mejor, una invasión. Para evitar que eso suceda, Sasha Anisimova, una artista de Ucrania nos regala, desde su perfil en Instagram una mirada muy diferente a la destrucción provocada por la maquinaria bélica rusa.

Porque la normalidad debería ser la que ella ilustra trazo a trazo. Esa, no otra.

«La guerra se convirtió en algo normal. No hay estrés cuando se olvida lo que es la calma. No tengo palabras para explicar lo decepcionada y enojada que estoy y nadie tiene palabras para explicar cómo esta guerra y estos horrores pueden ocurrir en el siglo 21», escribe Anisimova.

A %d blogueros les gusta esto: