La doble exposición y sus mundos fascinantes

Omi Kim. ¿Qué te puedo explicar de este fantástico artista que no te haya contado, ya, a través de su obra? Sabes que soy de dejarme seducir rápido por el talento creativo que me atrapa, que disfruto de los mundos imaginarios de las personas que disfrutan contruyendo historias a través de su mirada, como si el mundo se detuviera en sus retinas y se dejara capturar por su magia de una forma totalmente diferente a como lo haríamos tú o yo. Sí, supongo que eso es lo que me gusta de Kim.

Y es que sus fotografías te hacen viajar hacia un estado emocional curioso. Raro. Pero no es un raro desagradable, es un raro que te hace pensar, dibujar, escribir, crear, aquí o en tu imaginación, en un papel o a través del teclado. Como yo, ahora, al toparme con este fantástico ejercicio de doble exposición en el que sus imágenes y sus habilidades digitales se combinan para dar forma a estas narrativas visuales aplastantes.

Dime qué te parecen…

A %d blogueros les gusta esto: