La cautivadora imagen de un buen clásico

Es curioso lo de la evolución. Cada vez construimos cosas más modernas, más molonas, de esas que te dejan con la boca abierta. Que si edificios más altos, que si ciudades más inteligentes, que sí coches más autónomos… y venga a echar creatividad e imaginación a los objetos que nos han ido viendo crecer. Es curioso, sí, pero no lo es menos la mirada que le dedicamos a esas piezas que nos llevan, de cabeza, a un pasado esplendoroso en el cual su mera existencia era, prácticamente, un milagro (por la técnica existente, visto desde la actualidad, claro).

Yo reconozco que una de mis pasiones son los coches (los de ahora y los de ayer), y esto tiene mucho que ver con mi familia (por ahí dicen que nos corre gasolina por las venas, no sé), pero eso es otra historia. Lo que hoy me trae por Phusions es, precisamente, esa afición y cómo la mirada muy particular del fotógrafo Leon Chew me ha hecho detenerme un instante en medio de la vorágine y disfrutar de las siluetas de algunos clásicos que nunca pasarán de moda.

Si eres como yo, o como mi hermano, o como mi padre, o como tantos otras y otros, no te lo pienses y visita su galería (o compra su libro: Manualel nombre, me encanta y me lleva a una época en la que conducir era mucho más divertido que ahora-). Si al final los coches, a ti, ni fu ni fa, pero la fotografía te apasiona, también te lo recomiendo, porque sus composiciones son fantásticas. Y si no te atrae ni una cosa ni la otra… pues nada, sigue jugando. Algo encontraré para ti…

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s