La chispa eras tú. Siempre fuiste tú…

Coca Cola. Pocas marcas deben formar parte de nuestro imaginario publicitario de una forma tan intensa como Coca Cola, especialmente si eres de mi generación (creo que entre los más jóvenes eso ya no se vive exactamente con esa intensidad). Nos ha acompañado durante décadas (y yo ya estoy hablando de décadas, jajajaa) contándonos constantemente esa dicha, esa energía, esa chispa de la vida que escondían sus burbujas y que nos prometían, sin duda, una sensación de vivir tan positiva como refrescante.

Lo que no nos habían dicho, todavía (o no de una forma tan evidente) es que, en realidad, la chispa eres tú. Tú y yo. Nosotros, y ellos también. Todas. Si miras de cerca esta nueva campaña, y te fijas en – precisamente – esas burbujas comprenderás muchas cosas. Igual lo entiendes todo. No hay mayor multitud (en un mundo, el actual, marcado por las limitaciones) que la que se congrega en tu boca trago a trago.

Me gustan estas creatividades que te hacen mirar dos veces una misma imagen, que juegan con tu percepción, que te explican otras historias además de la más evidente. Kudos para este Taste The Feeling, de Sascha KuntzeAditya Hariharan y Hugo Rochette. Es brillante.

Y sí, enjoy… (nunca mejor dicho),

A %d blogueros les gusta esto: