Urbex y la URSS: una combinación fascinante

Urbex y la URSS: una combinación fascinante

… ¿Por qué ha pasado tanto tiempo desde la última vez que me dejé llevar por mi – nada oculta, por cierto – pasión por el Urbex? No tengo respuesta ante semejante pregunta. Pero sí sé que para compensarlo debo subir el nivel e ir un poco más allá y traer escenarios que bien podrían ser de una película de ciencia ficción… aunque, en realidad, sólo están ahí, esperando que los visites.

Y por ahí, my friend, me refiero a la antigua Unión Soviética. Ah, la URSS, la de veces que ha aparecido en nuestra vida ocupando todo tipo de papeles, protagonistas o antagonistas. Sin duda, está instaurada en nuestro imaginario colectivo como ese lugar en el que todo es posible. Y que cada cual elija qué se imagina por todo.

“Abandoned USSR” es un brutal paseo a través de reliquias de la conquista soviética del espacio, campos de Pioneros de Moscú, restos de propaganda soviética entre estatuas de Stalin o Lenin, casas tradicionales moldavas y fantasmas de las guerras del Cáucaso, todo ello pasando por fábricas petroquímicas en el Donbass… como te decía, fascinante.

El responsable de esta maravilla (porque no se puede definir de otra forma), es el fotógrafo Terence Abela, que se ha pasado nueve (sí, 9) años de su vida viajando por la antigua URSS desenterrando fragmentos de su pasado. Y sí, nos lleva a un viaje único. A un viaje a través de más de 100 años de historia.

Disfruta…


Una fuente en la antigua universidad técnica de Gyumri (Armenia).


Prototipo de bobina Tesla instalado a finales de los años 70 en un centro de investigación que era secreto en aquella época. La bobina se utilizaba para probar aislantes para la protección de vehículos, aviones y equipos electrónicos contra los rayos.


La última estación del país con trenes soviéticos. Es el final de la línea para esta locomotora armenia. Detrás de ella se alzan las montañas iraníes, que durante mucho tiempo marcaron una clara frontera entre la URSS y el resto del mundo.


El gimnasio de una escuela. Mishka, la mascota de la Unión Soviética que lleva la bandera olímpica, ocupa el centro del escenario.


Hotel 122.


Fotos en el sótano de una universidad armenia de Missak Manouchian, Friedrich Engels y Karl Marx.


Una escuela marítima en desuso en Riga que fue demolida poco después de la visita del fotógrafo.



Este balneario, construido en 1838, fue durante mucho tiempo un lugar popular para los rusos. Se construyó una línea de ferrocarril para establecer un enlace con Moscú. El complejo está al borde del colapso.


En la ciudad fantasma de Pripyat, a pocos kilómetros de Chernóbil, reina el silencio.


Piscina de Pripyat, cerca de Chernobyl.


Autos de choque en la zona de recreo del centro de Pripyat.


Una gran casa de campo en Ucrania.


Construida a mediados del siglo XIX, la casa combina el estilo neoclásico con el barroco ruso. En la parte trasera hay un gran jardín botánico.


Un teatro perteneciente a un sanatorio. Los dos medallones a ambos lados del escenario muestran a Lenin y Stalin de perfil. En Ucrania, las representaciones de Stalin son cada vez más escasas porque fue el responsable de la terrible hambruna que diezmó el país entre 1931 y 1933. La mayoría de los monumentos con su imagen han sido destruidos.


Una fábrica téxtil


Una gran casa de campo del siglo XVIII, construida por arquitectos italianos. Tras la revolución bolchevique, la casa pasó a ser propiedad del Estado en 1918.


Campo de Pioneros de Salyut, reservado a los hijos de los empleados de la fábrica de radio de Kiev.

A %d blogueros les gusta esto: